miércoles, 29 de abril de 2015

10# Cómo hacer una cabecera para el blog.

Hoy seguimos decorando el blog: si en el post pasado estuvimos eligiendo plantilla, como si del papel de paredes se tratase, ahora... vamos a hacerle una cabecera bien bonita para el blog.





Por defecto, Blogger pone como plantilla el nombre del blog sin más, con letras, sin ningún dibujo. Pero podemos sustituirlo por algo más artístico: una foto que nos guste, una imagen que diseñemos nosotros mismos, el nombre del blog escrito con la tipografía molona,...

¿Recuerdas mi primer post? En él te decía que los tutoriales de este blog se hacen a la vez que voy mejorándolo. Por eso ayer el blog lucía así:





... y hoy ¡por fin! tiene cabecera. Posiblemente no sea la definitiva, pero pocos blogs aciertan a la primera con su imagen. Así que así se queda por ahora.

La importancia de una buena cabecera

Lo primero que ve alguien que entra en el blog es la cabecera: es su carta de presentación. Tiene que comunicar qué contiene el blog, que va a encontrar el lector en él.

¿Te ha pasado alguna vez haber ido a una librería y que un libro te atrape sólo por su portada? Esto pasa muchísimo con la literatura romántica. Un título de película de sobremesa, una foto de un ella y él (sobre todo un él) de buen ver y te lo llevas casi sin ver de qué va. La cabecera puede ser determinante para que un lector se quede a leer... o huya despavorido.

La cabecera se identifica con el blog, colabora en lo que técnicamente se llama "imagen de marca". Ayuda a que se le grabe al lector en la mente que nuestro blog existe y de qué trata. Ayuda a que nos recuerde y nos vuelva a visitar.

Dimensiones de la cabecera del blog

Lo primero de todo es averiguar qué tamaño máximo tiene que tener nuestra imagen o texto de fondo. Haz click en el desplegable de tu muro de Blogger, donde pone Plantillas, después en "Personalizar" (botón naranja) y finalmente en "Ajustar ancho".





Ojo: el ancho total no son 1060 píxeles: ese sólo es el ancho que decidiste darle a los posts. Para ver cuál es el ancho total, desplazamos la barrita a la derecha y memorizamos esa cantidad, en mi caso 1500 píxeles. No pulsamos a "Aplicar al blog" ya que no queremos modificar el ancho: sólo consultar cuál es.





No hay una medida predefinida para el alto, pero lo suyo es que no sea excesivo. Entre 200 y 360 píxeles estaría bien. Si midiera mucho más, cuando alguien entre en tu blog vería que todo es cabecera y tendría que desplazarse a propósito hacia abajo para empezar a ver el texto. Creo que es mejor enseñar un poco, que ya en el primer vistazo se vea el título de un post, un poco de texto,... Invita más a quedarse leyendo.



El diseño de la cabecera

Para diseñar una cabecera puedes recurrir a Photoshop o a Gimp, su versión gratuita. Hay quien hace auténticas maravillas con Power Point (sí: también se puede usar para diseñar logos, cabeceras,... lo que se te ocurra). Pickmonkey es una herramienta muy chula. Su versión gratuita es algo más limitada que la de pago, pero se puede trabajar con él online, no hace falta descargarse nada. Comentaros que la versión de pago es muy barata y que es muy conocido entre las Youtubers americanas para hacer los thumbnails de los vídeos de sus canales.

Ahí lo dejo. Otro tema que ya veremos, el de Youtube.

Mi herramienta de edición favorita es PhotoScape. Os haré algún tutorial de Photoscape más adelante. Es gratuito y bastante intuitivo.

Como veis, existen herramientas de diseño de pago pero también muchas que son gratuitas. ¡No tenéis excusa!

Qué debe contener una cabecera

Como representante del blog, la cabecera tiene que tener un diseño acorde con el resto. Puedes usar los colores que vayas a usar después, la tipografía, contener el logo,...

 Si hay texto, debe ser fácil de leer. Para ello, procura utilizar colores de texto que resalten bien sobre el fondo. Por ejemplo, el amarillo apenas resalta sobre el blanco, pero sí sobre el marrón. Un clásico: blanco sobre negro... o negro sobre blanco.

 Usa como mucho dos tipografías diferentes.

 Si una de las tipografías es muy rebuscada, que la otra sea sencilla.

 En la duda, opta por lo sencillo, por lo limpio.

 Las proporciones son importantes. Los espacios que hay del texto a los bordes de la cabecera deberían ser iguales, a un lado y al otro, arriba y abajo. De todos modos, también queda muy elegante un texto o una imagen en un lateral... En todo caso, las imágenes o textos centrados permitirán que nuestra cabecera se vea bien no sólo en ordenador sino también en móvil y tablet.

 Si usas una imagen, que sea tuya o provenga de un repositorio de imágenes free, es decir, que hayan sido donadas y no tengan derechos de autor.

Yo he optado por el nombre del blog y un logo:





Lo suyo no es modificar la cabecera cada dos por tres, aunque puede ser divertido jugar con ella y añadir un detalle simpático en fechas especiales: vacaciones de verano, Navidad,... Para ello son útiles los repositorios de imágenes en formato .png como las que tiene Deviantart. Son imágenes transparentes, sin fondo, y que por tanto se pueden superponer unas a otras.

De todos modos, lo normal no es que el blog nazca con su cabecera definitiva. Con el tiempo vas teniendo algo más claro el diseño que quieres tener, el que se va identificando más con lo que vas escribiendo y acabas por cambiarlo todo.

Cómo poner tu cabecera

En el desplegable de tu muro de Blogger, pulsa en Diseño:





Y después en "Editar" cabecera.





Seleccionamos las opciones "En lugar del título y la descripción" y "Reducir hasta ajustar". Finalmente, elegimos en el equipo la imagen que queremos como cabecera. Y así de esto...:




Pasamos a esto:



Puede que no sea la definitiva, pero así el blog ya tiene su carta de presentación. Nada que ver con hace una semana, ¿verdad?

¡Diseña tu cabecera!

lunes, 27 de abril de 2015

9# Cómo poner una plantilla a un blog de Blogger

Las plantillas son el papel de fondo del blog. Blogger proporciona muchas plantillas ya hechas y que además se pueden personalizar fácilmente. Si además tienes unas pocas nociones de HTML ¡las posibilidades son infinitas! Además, por internet hay muchos repositorios de plantillas de Blogger gratuitas, que puedes instalar. Y si no, siempre se puede contactar con un diseñador.


Las plantillas Blogger que vienen por defecto

Hoy toca ponerle una plantilla al blog. Blogger por defecto pone el diseño que le has estado viendo al blog estos días:


Blogger va cambiando cada cierto tiempo la plantilla por defecto. Actualmente es la Dynamic Views, que le permite al lector cómo quiere visualizar el blog eligiendo las opciones que le aparecen arriba a la izquierda: Classic, Flipcard, Magazine, Mosaic, Snapshot, Timeslide. Esta plantilla también integra un buscador y un desplegable que aparece y desaparece al pasar el ratón sobre él (la tirita negra arriba a la derecha). Al pasar el ratón:



Por defecto ese desplegable sólo tiene el botón central (Datos personales, con el nombre del blog) y el tercero (Archivo, con el listado de posts publicados hasta el momento). El primer botón lo he añadido yo haciéndole trampas a este experimento que estoy haciendo con este blog. La idea era empezar el blog de cero y contaros todos los pasos a pasos que voy haciendo. Ese botón es la única concesión que me he permitido: es el botón de Seguidores. ¡Sin él no había forma de "apuntarse" y seguir este blog!

Pues bien: mi idea es cambiar la plantilla y poner un diseño limpio, sencillo, que pueda toquetear fácilmente más adelante. Y lo segundo es poner el gadget de seguidores. Hoy vamos con la plantilla.


Cómo cambiarle la plantilla al blog

En el muro de Blogger, voy al desplegable y elijo "Plantilla".


Blogger nos muestra sus modelos de plantillas predefinidas. 


No sólo se tiene una vista previa de cómo luce el blog ahora mismo, sino que también vemos cómo se ve el blog cuando se accede a él por el móvil. Que se vea bien en el móvil es muy importante, ya que cada vez más personas leen blogs a través del móvil o la tablet. 

Yo voy a elegir por el modelo Sencillo, pon el que te guste más. Va a gustos. Pero ya te digo que escojo esa porque es de las que admiten pasar por chapa y pintura sin quejarse demasiado ;)

A muchos blogueros y blogueras les da yuyu el botón de "Editar HTML". Se trata de un lenguaje informático, el que usa Blogger y la mayoría de las webs que sueles visitar. Aunque "tiene su aquel" poco a poco te contaré de forma sencilla cómo se pueden ir toqueteando cosillas en HTML y personalizar el blog a tu gusto. De todos modos, Blogger nos deja personalizar algunas variables sin tener que ir tocando el HTML. Puedes hacerlo desde el botón de "Personalizar" (el de color naranja).


Ahí puedes modificar el fondo, ajustar el ancho del blog, cambiar el diseño y adentrarte en las opciones avanzadas, que veremos más adelante.

Voy a modificar el ancho: hago click en "Ajustar ancho". Una vez decidido el ancho total del texto y del menú lateral, hago click en "Aplicar al blog" (botón naranja arriba a la derecha) para que se apliquen y guarden los cambios:




Por defecto, la plantilla elegida ofrece un menú lateral con dos columnas. Para que sólo aparezca una, he pulsado la opción "Diseño". Una vez ahí, he elegido la disposición de elementos que más me gustaba:




Por ahora lo dejo así, siempre se puede ir cambiando :D

¡Redecora tu blog!

viernes, 24 de abril de 2015

8# Cómo hacer un blog con varios autores

Lo más normal es que un blog tenga un autor y sólo uno. Este blog tiene sólo un autor y posiblemente el que hayas abierto tú lo vayas a escribir sólo tú. Sin embargo, puede ser muy interesante abrir un blog entre varios autores. Y con Blogger se puede hacer.



Por qué abrir un blog de varios autores

No sé vosotras/os, pero con esto de los blogs ya no me apetece tanto comprarme revistas. Si lo hago me parecen desfasadas. Un blog me da información fresca, cercana, real. Tiene texto, tiene fotos e incluso vídeos "incrustrados". Interactúan con los lectores. Puedes comentar. Definitivamente, son como una revista pero mejorada. ¡Muy mejorada!

Lo mismo que en una revista, puede que trates varios temas en el blog: belleza, gastronomía, moda, viajes,... Los blogs reflejan las múltiples dimensiones de las personas. Es posible que quieras abarcar todas esas temáticas tú sola... o que decidas repartir la tarea entre un grupo de personas. Una se encargaría de escribir sobre plantas, la otra de mascotas,... O todas sobre el mismo tema, pero aportando cada una su voz.

Eso a los lectores les da sensación de leer una revista. Cada post con su tono, con una persona distinta detrás.

Otro caso (muy divertido) son los blogs privados de múltiple autoría. Ya hablé sobre ellos de pasada. Son geniales para grupos de amigos o familiares. Son como escribir una carta que van a recibir varias personas a la vez. Y a partir de ahí las posibilidades son infinitas: jugar partidas de rol por blog, escribir una novela por capítulos entre varias personas, hacer las porras de fútbol,...

Un mundo de posibilidades maravilloso, ya sea en la versión pública como en la privada del blog.

Sé que lo estás pensando: ¿cualquiera de los coautores puede modificar y/o borrar el contenido del resto de posts? ¿Podría alguien boicotear el blog y cargárselo? Ahora lo vemos.

Cómo crear un blog con varios autores

Desde el muro de Blogger accede a la opción de Configuración.


En el apartado de "Permisos" dentro de Configuración escribe el mail de la persona que quieres que sea coautora. Blogger le enviará una invitación por correo electrónico preguntándole si acepta. Para aceptarla tiene que tener cuenta de Google. Cosa que por otra parte va a tener sí o sí si quiere colaborar en el blog.



Cuando tu invitado acepte, si ya tiene un blog previamente podrá acceder al tuyo desde su muro de Blogger.

Por otra parte tú, que eres quien ha invitado a esa otra persona, verás que el apartado de "Permisos" ha cambiado. Ahora podrás elegir el tipo de permiso que quieres darle a tu invitado: permiso de Autor o permiso de Administrador. Lo podrás cambiar en cualquier momento.



El permiso de Administrador iguala en autoridad a las dos personas. Si esa otra persona boicotea el blog, lo puede hacer. Puede incluso borrarlo. Puede hacer todo lo que quiera.

En cambio, el permiso de Autor, es más restrictivo. La otra persona sólo podrá o escribir entradas o modificar de forma muy limitada aspectos ligados a la Configuración del blog. Lo único que va a poder hacer será configurar Blogger para poder publicar los posts que escriba desde el móvil o autoeliminarse del blog, porque ya no quiera colaborar con él. No podrá cambiar la imagen del blog, alterar la plantilla,...

En cuanto a los posts, el permiso de Autor da pleno acceso a todos los posts, todos los autores podrían editarlos e incluso eliminarlos.

En resumen: que Blogger, tal y como está configurado ahora mismo, permite boicotear las entradas del blog tanto con permisos de administrador (lógico) como con los de autor. Incluso si esos posts no los ha escrito la persona en cuestión.

En definitiva, esto de los permisos es cuestión de confianza.


La alternativa es hacer recaer la responsabilidad del blog en una única persona del grupo, que será su único autor y administrador. Cada uno de los amigos le mandaría su texto y él lo publicaría. Algo así como cuando se hace una porra de fútbol. Al final siempre hay uno pringao que se encarga de llevar los puntos y las cuentas.

Considero que Blogger debería darle una vuelta a esto de los permisos . Limitar la capacidad de alterar o eliminar un post al autor físico del mismo, por ejemplo. O que las decisiones importantes deban estar autorizadas por varios miembros.

De todas formas la coautoría en Blogger abre un mundo de posibilidades, ya sea en blogs Públicos o Privados.

¡La unión hace la fuerza!

miércoles, 22 de abril de 2015

7# Tutorial de Bitly: abrir una cuenta y estadísticas

¿Te has enganchado a Twitter? Si es así, seguro que te has desesperado alguna que otra vez porque lo que quieres escribir no entra en esos 140 caracteres. Imagínate que lo que quieres compartir en Twitter es el link al último post de Blogger que has publicado. Pinta mal, ¿verdad? Vas a gastar casi todo el espacio sólo con el link... Existe una solución: los acortadores de URLs como Bitly.



Además de Bitly existen otros muchos acortadores: el de Google, Su.pr, Tiny.cc, Tiny Arrows, Fur.ly, Ow.ly,...

A mí me gusta Bitly porque, además de acortar los links, permite hacer un seguimiento estadístico de cómo se va compartiendo esa URL en Facebook, Twitter,... Y creo que lo hace mejor que Google Analytics.

Es decir: en las redes sociales no compartiremos la URL original del post, sino la acortada a través de Bitly. Y Bitly nos dirá cómo se ha ido difundiendo ese link.

Hasta Abril de 2014 Bitly también ofrecía la posibilidad de generar códigos QR. Son esa especie de dibujos de cuadraditos blancos y negros que devuelven información al móvil cuando les hacemos una foto. Puede que lo hayas visto en anuncios de publicidad en la calle, en revistas,... Pues bien: Bitly permitía generar esos dibujitos. Si lo que tienes es un blog ligado a un negocio, es posible que te interese generar códigos QR. En ese caso, ahora se pueden hacer con goo.gl, pero esa es otra historia.

Cómo abrir una cuenta de Bitly

Ve a www.bitly.com. Sin registrarte podrás hacer uso de la función de acortar las URLs, pero es mejor que lo hagas, ya que, gratuitamente, vas a poder hacer uso de todas sus funciones.

Pulsa Sign up (sign in sería para cuando ya tuvieras una cuenta) y rellena los datos que piden (nombre de usuario, mail y contraseña). Finalmente, pulsa "Create an account".



Cómo acortar un link con Bitly

Tan fácil que da un poco de pudor explicarlo... Copias el link largo de tu post que ves en la barra de direcciones del explorador y lo pegas en el hueco que dice "Paste a long URL here to shorten". Inmediatamente, Bitly te devuelve una nueva URL, cortita, que mezcla un código de números y letras.

Estadísticas de Bitly

A partir del momento en que empieces a compartir tu nuevo link, Bitly va a registrar sus movimientos en las redes sociales y generará gráficas.

Como este blog aún es reciente, tiene poco movimiento en redes sociales. Creo que será más útil tomar como ejemplo las estadísticas de Bitly de un post de mi otro blog.

En el menú de la izquierda, en "Your Bitlinks" tendrás todo el listado de links generados. Haciendo click en cada uno, saldrán las estadísticas específicas de ese link a lo largo del tiempo:


Si lo que te interesa es ver la evolución de todos tus bitlinks en conjunto a lo largo del tiempo, elije en el menú de la izquierda la opción "Stats". En ellos vemos además a través de qué canal se ha conpartido nuestro "Bitlink" y por qué países ha viajado.



¡Espero que os haya sido útil!

Lo breve, si bueno, ¡dos veces bueno!

lunes, 20 de abril de 2015

6# Cómo abrir una cuenta de Google Analytics y vincularla con tu blog

Google Analytics es una herramienta gratuita de Google, lo mismo que Gmail o Blogger. Te va a ayudar a hacer un seguimiento de las estadísticas de tu blog: las visitas, desde dónde te leen,... y elaborar informes de esa información. Además te permitirá conocer mejor a tus lectores. En este post voy a hablarte de cómo abrir tu cuenta de Google Analytics y de cómo vincularla al blog de Blogger para que haga un seguimiento de las visitas que recibe.


Tu blog de Blogger cuenta con sus propias estadísticas. Desde el muro de Blogger puedes acceder al apartado de "Estadísticas" de dos formas, marcadas en la imagen con un corazón:


Sin embargo, las estadísticas de Blogger no son exactas. Las que proporciona Google Analytics son las oficiales. De hecho, es el sistema que utilizan los profesionales, las empresas,...

Abrir una cuenta de Google Analytics desde los inicios del blog

Puedes abrir tu cuenta de Google Analytics en cualquier momento, pero Analytics sólo elaborará las estadísticas y gráficas desde el momento en que abras la cuenta. Para ser más exactos, sólo lo hará desde el momento en que vincules esa cuenta de Analytics con tu blog. No habría forma de obtener información previa a la vinculación. Por tanto, mi recomendación es que abras tu cuenta desde el principio, desde el momento en el que abras tu blog.

Cómo abrir tu cuenta de Google Analytics

Lo primero es ir a la página web de Google Analytics: http://www.google.com/analytics/ y pulsar donde dice "Cree una cuenta".


Te pedirá la cuenta de correo electrónico y la contraseña, serían las mismas que las de Blogger o del Gmail vinculado. Ponlas y llegarás a esta nueva pantalla:


Pulsa "Regístrese". Completa el formulario.


Abajo del todo, pulsa "Obtener ID de seguimiento". Pero antes de obtener ese ID, ese código, tienes que aceptar el Acuerdo de Condiciones del servicio de Google Analytics. Escoge en el desplegable el país donde vives y pulsa "Acepto".


En la siguiente pantalla te saldrá el ID de seguimiento, único para cada cuenta de Analytics. Este es el mío, a ti te saldrá otro:


Cómo vincular tu cuenta de Google Analytics al blog

Blogger lo pone fácil ya que tiene un huequito especial para que pegues tu ID de seguimiento de Analytics. Hasta que no lo hagas, Analytics no va a hacer el seguimiento de tu blog.

Copia o anota tu ID de seguimiento. Ve a Blogger.

En el muro de Blogger busca en el desplegable de funciones "Configuración".


Dentro de Configuración, accede a la opción "Otros". Lo verás en el menú de la izquierda. Al final del todo, verás el hueco donde pegar tu código de Analytics. Ponlo ahí y pulsa "Guardar configuración".


A partir de ahora, al acceder a Google Analytics e iniciar sesión con tus contraseñas, verás un montón de datos y gráficas sobre tu blog. Más adelante te contaré algo más sobre ellas. Pero ahora hemos hecho lo más importante: abrir tu Analytics y vincularlo al blog.

Google Analytics es capaz de albergar hasta 100 webs. Si en el futuro tuvieras más blogs o más páginas webs podrías irlas insertando en una única cuenta de Analytics. Por eso, quizá te interese abrir una cuenta genérica y, bajo ella, ir añadiendo tus blogs. Así los verás todos en una única sesión de Analytics y no tendrías que ir entrando y saliendo, volviendo a meter contraseñas una y otra vez, para consultar las estadísticas de cada blog.

Al principio, es algo normal, te obsesionarás con las estadísticas. ¡Las consultarás varias veces al día! No lo hagas y si lo haces, hazlo sabiendo que los principios son duros. Al principio nadie te conoce. No tienes audiencia. ¡Es normal!

No desesperes. Sigue con el buen trabajo. Sigue publicando contenido de calidad.

Al fin y al cabo, ¿cuál era la misión de tu blog? ¡No la pierdas de vista!

¡Espero que el tutorial os haya sido de utilidad!

viernes, 17 de abril de 2015

5# Cómo escribir un buen primer post en Blogger.

Has hecho los deberes. Ya sabes por qué quieres abrir un blog. Has pensado en una estrategia e incluso en la táctica. Te has devanado los sesos eligiendo un nombre. Has abierto una cuenta de email. Te has registrado en Blogger, en Facebook, Twitter y no sé qué más. Te has puesto a escribir. Tu primera entrada como Blogger. Y surge una pregunta: ¿cómo escribir un buen primer post? ¿Qué debe contener?


Tu ratón ha coqueteado con el botón naranja. Sí, ese que pone "Publicar". Pero no lo has pulsado.

La verdad es que impresiona un poco pulsar el "Publicar". Una no se llega a acostumbrar a ese momento...

"¿Y si luego no puedo borrar lo que he escrito?" Tranquilidad: sí se puede editar la entrada (=post) a posteriori. Y también borrarla si te arrepientes de ella. No pasa nada. Ya puedes pulsar el botón.

Pero sigues sin darle al botón.

"¿Qué se supone que debes escribir en el primer post? ¿Y si no está "bien" lo que he escrito? ¿Publico ya o me espero a tener más escrito?".

Configura tu blog en Privado hasta que estés cómoda.

Si tu blog es Privado en lugar de Público será invisible... salvo para quien tu quieras. A lo mejor sólo lo quieres ver tú. O quizá prefieres que lo vea un amigo antes para que dé su opinión, hacer mejoras y, ya cuando te sientas cómoda, pasar blog a modo Público.

¿Cómo se hace? Fácil.

Ve a la pantalla principal de Blogger. Es lo que se llama el muro de Blogger. En el desplegable con la imagen de las hojas elige la última opción: Configuración.


Es ahí donde puedes optar por un blog Público o uno Privado. Puedes elegir entre un blog Privado que sólo puedan leer el o los autores del blog o bien dar tú la lista de los e-mails de las personas que permites que lo lean.


En cualquier momento puedes cambiar de opción.


Blog Público vs. Blog Privado

Un blog Privado puede ser la antesala de un blog Público, pero también tiene sentido en sí mismo.

Si quieres que el blog sea un diario personal sustituyendo al de papel (aunque si ya escribes un diario no creo que lo sustituyas por uno digital) es posible que te interese tener un blog Privado que sólo veas tú, el autor.

A lo mejor te casas y te gustaría tener un blog sobre tu boda y viaje de novios que sólo vean tus familiares y amigos. O puede que quieras que sea una herramienta de comunicación entre un grupo de amigas que viven en distintos países. Lo mejor sería un blog Privado con un listado de a-mails autorizados. Y en el segundo caso posiblemente interese que además el blog tenga múltiples autores.

Tu primer post como Blogger

No hay normas sobre cómo escribir un primer post perfecto. Pero lo normal cuando alguien entra a formar parte de la "vida pública" es presentarse.

Yo misma me he presentado en el primer post de este blog. Ya sabes algo sobre mí. Sabes que tengo otro blog. Cuál es mi misión con I love Blogger. También sabes algo de mi estrategia y cómo pienso llevarla a cabo.

También sabes que me gusta dar paseos ;)

Esa es la idea del primer post: presentarte brevemente y presentar el blog. No hace falta que cuentes detalles de tu vida. Pero sí que le digas a los lectores qué van a encontrar en el blog. Por qué merece la pena que se queden.

También es importante que quede claro el tipo de tono que se va a usar. El mío va a ser así, cercano. Te hablo de tú. Y suelo hablar en femenino (¡que nadie se sienta excluido!).

¿Empezar con un único post o publicar varios?

En mi otro blog me presenté y luego, otro día, publiqué otro post. Para este blog he empezado desde el principio con una periodicidad de publicación Lunes-Miércoles-Viernes. Sin embargo, hay bloggers que ofrecen de golpe varios posts para darle contenido al blog recién creado. Eso es algo que tú debes decidir, todo tiene sus pros y sus contras.

Empezar a publicar de artículo en artículo puede generar en ti más compromiso de seguir publicando. Aunque ya tengas escrito el siguiente post retrasar darle a "Publicar" hasta "el día que toque" hace que mientras tanto sientas un cosquilleo en el estómago. Un cosquilleo que engancha.

Considero que escribir diez entradas (por ejemplo) y publicar todas de golpe es una tentación a evitar. Te cuento por qué.

Me gustan las telenovelas. Y las series de televisión americanas. Al final del capítulo pasa siempre algo alucinante y te quedas con la miel en los labios. Se te hace eterno esperar una semana. La cosa empeora cuando acabas de ver el capítulo de final de temporada y tienes que esperar un año entero para ver cómo sigue.

Lo que quieres en tu blog es que el lector vuelva a verte. Que no sea "el rollo de una noche turbia". Lo que quieres es una relación. Una historia de amor.

¡No des todo al principio! La conquista va a poquitos.

En mi opinión, o se publica de artículo en artículo o se publican varios al principio, pero no una cantidad tal que te agote.

Si publicas tu arsenal de golpe acabarás exhausto y puede que pases de escribir más.

O que descubras que nadie te visita, te decepciones y abandones el blog. Porque quiero que lo sepas desde ya: al principio no te va a leer ni el tato.

Eso sí: que no te asuste ni te pare eso. ¿Cuál dices que era el motivo de abrir tu blog? ¿Sólo las visitas? :D

Te dejo esta tarea: redacta el primer post.
¡Tu primer post!

¡Feliz fin de semana!

miércoles, 15 de abril de 2015

4# Cómo crear un blog de Blogger paso a paso

Una vez que has realizado todos los pasos previos, es hora de crear tu blog de Blogger. Ya sabes por qué quieres abrir tu blog. Has pensado en la estrategia y la táctica que vas a usar. Le has puesto nombre. ¡Es hora de que nazca!



Crear tu blog de Blogger paso a paso


Lo primero de todo es que crees una cuenta de correo electrónico. Te recomiendo que tenga un nombre similar al del blog, para asociarlo con él. Ve a www.gmail.com y elige "Añadir cuenta". Rellena los campos y sigue los pasos. Gmail, al igual que Blogger, pertenecen a Google, de forma que lo que en realidad creamos es una cuenta de Google.



A continuación, visitamos www.blogger.com y optamos no por iniciar sesión sino por crear una cuenta nueva.




En el apartado que pide una cuenta de correo electrónico pondremos el e-mail que hemos creado antes. Sigue los pasos.

Cuando te pida que elijas una contraseña para Gmail o para Blogger, pon una que realmente sea segura. Además, te recomiendo que la apuntes en algún cuaderno. No confíes en tu memoria, te lo digo por experiencia ;)

Una vez perdí todo el trabajo de años de un blog por esa tontería, por cambiar de contraseña y olvidarla. Lo peor es que era un blog privado en el que yo no me había dado acceso a mí misma. Y que el mail de recuperación era el mismo mail que había olvidado. Era muy chiquilla y nadie me había explicado qué era cada cosa. En la vida se aprende de errores, ¡eso está claro! No quiero que te pase a ti.

¡Ya has creado tu blog!


Si ahora visitas www.blogger.com puedes iniciar sesión con tu dirección de Gmail y tu contraseña.



Lo primero que verás será una página como esta (sí, es muy fea):




Se llama "el muro de Blogger". Es el equivalente al menú principal de un móvil. En él tienes:

Acceso a todas las funciones de Blogger. Las puedes ver en el desplegable al lado del dibujo de las hojas:
"Nuevo blog" por si quieres crear otro blog distinto sin tener que crear otra cuenta de Google.
Link para ver las estadísticas de tu blog donde pone "Páginas vistas". También puedes acceder a ellas a través del desplegable, donde dice "Estadísticas".
Link para ver el listado de tus entradas (también puedes verlas en el desplegable, donde pone "Entradas").
♥ Un botón para añadir blogs a los que quieres seguir: tu lista de lectura. Hablaré sobre cómo seguir un blog más adelante. Si quieres, puedes seguir este blog que estás leyendo. Pulsa "Añadir" y escribe mi URL: http://ireallyloveblogger.blogspot.com
♥ Una ruedecita dentada, como de mecanismo de un reloj o un sol (según se vea). Te lleva al administrador de los blogs que sigues.
♥ Un botón que dice "Ver blog". Con él verás tu blog tal y como lo ven los demás. Ahora estará vacío, pero pronto será un lugar maravilloso.
♥ Y también tienes en el muro lo que quizá te haga más ilusión ahora mismo: un acceso directo para escribir tus posts (también llamados entradas o artículos). Es el botón con el dibujo del lápiz.
Sé que ahora parece todo demasiada información, pero en unos días manejarás todo a la perfección. En realidad, todo es muy intuitivo.

Puedes volver al menú principal (es decir, al muro de Blogger) siempre que veas este botón:



¿Estás preparada para escribir tu primera entrada? En mi próximo post hablaré de ella y te daré alguna que otra idea.

¡Enhorabuena! Tu blog acaba de nacer.

lunes, 13 de abril de 2015

2# Pasos previos a abrir un blog.

Ya sé lo que estás pensando: ¡cuántos prolegómenos para abrir un blog! Como te conté en un post anterior, tienes que pensar en el motivo, en la estrategia y en la táctica que vas a seguir. Como si eso no fuera suficiente, hay que seguir más pasos previos antes de abrir un blog.

Se trata de cosillas a tener en cuenta y que te facilitarán la vida más adelante. Por ahora te las enumero, en próximos posts hablaré más a fondo de cada una.


Abre una cuenta de correo electrónico

Si optas por la plataforma Blogger (que es de la que hablo en este blog), tienes que saber que Blogger pertenece a Google. Por tanto, lo suyo es abrirse un correo electrónico en Gmail. Será el correo que (si quieres) compartirás con tus lectores para que te escriban. Además, será necesario tener un correo electrónico para darse de alta en Blogger, en las redes sociales, etc. Podrías dar el tuyo personal, pero lo suyo sería tener uno específico para los temas del blog.

Elige un buen nombre para tu blog

Este punto es de auténtica pesadilla. En unos meses escribirás con soltura, diseñarás tu logo, sabrás algo de HTML,... pero nada comparado a lo difícil que es encontrar un buen nombre para tu blog.

Ya estuvimos hablando sobre cómo elegir un buen nombre para tu blog.

Abre cuentas en redes sociales

Lo suyo es ver si el nombre de tu blog está libre en Facebook y Twitter, las dos redes sociales principales hoy en día. Además, te recomendaría echar un vistazo a si en Instagram el nombre está disponible, sobre todo si te gustan las fotografías o si blog va a ser muy "visual". Y si tienes pensado hacer tutoriales, no estaría de más que también te dieras de alta en Pinterest.

Un dominio para tu blog

Quizá no hayas pensado en ello. ¿Te gustaría que tu blog tenga su propio dominio? ¿Su .es o mejor: su propio .com? A lo mejor no ahora pero, ¿crees que es algo que te gustaría tener en un futuro o lo descartas por completo? Quizá deberías hacerte con uno... Haré tutorial paso a paso de cómo se compra un dominio.

Magia...

La magia consistiría en que el nombre que escojas esté libre tanto en Gmail, como en Blogger (o la plataforma de blogs que elijas), en redes sociales y que además nadie tenga ese dominio.

En mi opinión, de todas esas cosas lo más importante es que el dominio que quieras esté libre. El blog podría redirigirse a ese dominio. En las redes sociales siempre se puede añadir algún número, letra, guión bajo, poner una abreviatura,... Se podrían apañar un poco.

Ahora, que si todo está libre, sería lo mejor. Y ya si además en Twitter tu nombre no ocupa demasiados caracteres, sería la repera.

Abre una cuenta de Analytics

Abre una cuenta de Google Analytics y vincúlala con tu blog/web. Se trata de un producto de Google que te va a permitir hacer un seguimiento estadístico de las visitas de tu blog y sobre todo te va a ayudar a conocer mejor a tus lectores.

No te preocupes, te contaré cómo hacerlo paso a paso pronto.


Abre una cuenta de Bitly (o de otro acortador de URLs)

Si vas a utilizar las redes sociales para compartir los posts que escribas, no sería mala idea usar un acortador de URLs.

Funcionan insertando el link del post que acabas de escribir y te devuelve otro link mucho más cortito, formado por letras y números. Y esto es bueno para compartir posts en Twitter sin comernos muchos caracteres (ya sabéis que en Twitter hay un límite de caracteres por cada "tuit") y para llevar un control estadístico de qué tanto se ha compartido ese link en las redes sociales.

También te haré un paso a paso de cómo funciona Bitly.

...

Lo estás pensando: ¿pero para tener un blog hace falta tanta historia?

Pues sí y no. Esto es como la canción: depende. Una respuesta muy gallega...

Si lo tienes claro y sólo quieres un diario personal, con una cuenta de correo y darte de alta en Blogger basta. El resto es opcional, según el motivo, la estrategia y la táctica que tengas. Si pasas de redes sociales, ¿para qué quieres Facebook o Bitly? Pero si quisieras ofrecer un servicio en el futuro, sí que deberías tener un dominio propio. ¡O a lo mejor lo quieres sólo porque te hace ilusión!

No hay una norma que valga para todos. Sólo te pongo unas ideas que habría que tener en cuenta antes de abrir un blog en general, luego tú escoge las que te cuadren con lo que tienes pensado hacer ;)

Y tranquila/o: esta es la parte más pesada de un blog. Después hay mucho trabajo detrás, sí, pero el 99% de lo que habrá son alegrías. Y un hobby maravilloso :D

¡Manos a la obra!